Romina Deguer - Puericultora

Romina Deguer

Dolor al amamantar

Hombros levantados, manos apretadas, boca fruncida, ojos entrecerrados, en puntas de pie, teta y bebé en cualquier lado.

Esto es lo que suelo ver cuando una mamá da la teta y siente dolor. Está súper tensionada y sufriendo, realmente quiere alimentar a su bebé pero no puede prenderlo porque sabe que le va a doler.

Una vez que se solucionó el inconveniente la mamá vuelve a prender a su bebé a la teta y por lo general repite todas las señales con el cuerpo hasta que en un segundo, delante de mis ojos, se relaja, toda su expresión cambia, se afloja y en su boca aparece una sonrisa.

Después de 12 años sigo sonriendo como la primera vez que tuve el privilegio de ver este cambio. Verlas pararse y caminar con su bebé en la teta cuando antes solo pensaban en que se termine rápido la toma porque no aguantaban más. Verlas reírse con su bebé en el pecho es unos de los regalos más lindos que tiene esta profesión.

Hombros relajados, manos casi sin tensión, boca sonriendo, ojos bien abiertos, pies apoyados y bebé disfrutando su teta.

Si estás sufriendo solicita un turno desde Inicio y empecemos a trabajar juntas para cambiar esta realidad.

Romina Deguer – Puericultora

Tener un bebé en casa

¿Cuántas veces escuchaste a mamás decir lo difícil que fueron sus primeros días con la lactancia materna? ¿Cuántas mamás oíste decir que los primeros días

Read More »

Dolor al amamantar

Hombros levantados, manos apretadas, boca fruncida, ojos entrecerrados, en puntas de pie, teta y bebé en cualquier lado. Esto es lo que suelo ver cuando

Read More »
Abuela materna

Ayuda en la lactancia

Hay consultas donde no estamos solas. Disfruto cuando me encuentro con una mamá y hay más personas adultas con ella. Siempre participan contando anécdotas, dudas

Read More »