Romina Deguer - Puericultora

Romina Deguer

Extracción de leche

Hace un tiempo en una consulta por banco de leche, para salidas eventuales sin el bebé, conversamos sobre los distintas formas de sacar leche.

Lo primero que surge en una mamá es cuál es el mejor sacaleche para comprar o cuál de los que puede pagar conviene.

Les puedo contar de marcas, modelos, ventajas y desventajas pero ¿probaron alguna vez la extracción manual?

Con esta mamá la habíamos aprendido cuando la peque era recién nacida y hubo que alimentarla con cucharita, allí salían gotitas de calostro. Ya superada esa etapa no se había sacado más. La sorpresa fue enorme, y la satisfacción, al ver los típicos chorritos de leche que salían para todos lados acompañados por grandes gotas.

Yo siempre digo que tenemos plan A,B,C y hasta la Z vamos a seguir probando. Nunca hay una sola opción porque todos somos diferentes y también tenemos nuestros momentos. Hay que probar, experimentar, ver que nos gusta, nos resulta y como nos sentimos.

En cuanto a sacarse leche tenemos varias cosas a considerar, entre ellas:

  • ¿Empezamos con tiempo a hacer el banco de leche o estamos ante una urgencia?
  • ¿Me da impresión tocar mi cuerpo?
  • ¿Tengo opción de conseguir un sacaleche?
  • ¿Qué edad tiene el bebé?
  • ¿Cuánto tiempo vamos a estar alejados?

*¿Con quién se va a quedar?

Elijas la forma que elijas, también puede ser combinada o con ayuda del bebé, siempre es importantísimo el estímulo, los masajes, la ayuda con el resto de las actividades de la casa, el cumplimiento de leyes sobre derechos laborales y por supuesto que quieras hacerlo.