Romina Deguer - Puericultora

Romina Deguer

Señales tempranas de hambre

Los recién nacidos están preparados para pedir solo lo que necesitan para sobrevivir y como no saben hablar lo hacen mediante señales. ¿Cuáles son? Llorar al ser acostados en un lugar donde quedan solos es una. La naturaleza necesita que alguien cuide a la cría, no sabe si este bebé será criando en el medio de la selva, en un departamento, en una casa enorme, en una zona fría o calurosa, en un lugar con peligros o donde reine la paz por lo tanto prepara al recién nacido para llorar si no hay nadie cerca. El lugar seguro es en los brazos de su persona cuidadora, donde está la temperatura adecuada, el alimento, el contacto físico y la protección. Por supuesto que la mayoría de las veces deseamos acostarlos y permanecer cerca y no hay peligros que nos rodeen pero ellos no lo saben. Otra acción muy clara es cuando buscan el pecho, se conocen como señales tempranas de hambre. Saben que debe estar cerca por eso mueven su cabeza de un lado al otro. A veces encuentran una mejilla o un brazo y se prenden igual. También mueven sus dedos, manos y brazos como buscando eso donde deben agarrarse. ¿Viste cuando le vas a dar la teta y no deja de meter la mano? Necesitan agarrar, estar bien prendidos, no caerse y masajear los pechos para estimular la salida de la leche. En otras publicaciones vamos a hablar de otras señales. Por supuesto a medida que crecen se van adaptando a su ambiente, van conociendo nuestros tiempos, escuchando lo que le decimos y todo esto va cambiando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Dolor al amamantar

Hombros levantados, manos apretadas, boca fruncida, ojos entrecerrados, en puntas de pie, teta y bebé en cualquier lado. Esto es lo que suelo ver cuando

Read More »